Publicado: 31 de Julio de 2018

No se extinguirá el contrato por falta de notificación cuando el propietario conoce el fallecimiento y la voluntad de subrogación. Pinche aquí.


SUPUESTO: Subrogación por causa de muerte en un contrato de arrendamiento de vivienda celebrado con anterioridad al 9 de mayo de 1985.

El Tribunal Supremo venía entendiendo que, para que hubiera lugar a la subrogación, era imprescindible la comunicación por escrito del fallecimiento y de la identidad de la persona que tiene la voluntad de subrogarse.

SENTENCIA 475/2018: La Sala establece que la extinción del contrato puede ser injusta cuando, aunque no se haya efectuado una notificación escrita, el arrendador tiene conocimiento del fallecimiento del arrendatario y de la voluntad de subrogación de quien tiene derecho a ello.

No se puede invocar la falta de notificación para extinguir el contrato cuando el propietario conoce la voluntad de ejercer el derecho de subrogarse.